SELECCIÓN DE ARTÍCULOS: ★★★★★ESTRATEGIA★★★★★GEOPOLÍTICA★★★★★DEFENSA★★★★★INTELIGENCIA★★★★★ECONOMÍA★★★★★SEGURIDAD★★★★★HISTORIA★★★★★FILOSOFÍA★★★★★

lunes, 14 de noviembre de 2016

¿Existe un futuro radicalmente diferente para Australia?

Por James O'Neill

En 2013, el presidente Xi Jinping anunció que China se embarcaría en lo que se ha convertido en el programa de construcción de infraestructura más grande del mundo. Conocido en China como el One Belt, One Road, pero más popularmente conocido como las Nuevas Rutas de la Seda, el plan es crear dos grandes corredores de comercio, marítimo y ferroviario.

La ruta marítima viajará hacia el sur a través del Mar de China Meridional hasta Indonesia, luego se dirigirá hacia el oeste hasta la costa este de África, luego hacia el norte y oeste a través del Canal de Suez hasta el Mediterráneo con terminales en Atenas y Venecia. Vías adicionales enlazarán con Sri Lanka y la India.

Que la ruta marítima atraviesa tanto el Mar de la China Meridional como el Estrecho de Malaca le da importancia estratégica y comercial. Cada año, la Armada de Australia participa en un ejercicio de bloqueo naval en el Estrecho de Malaca con la Marina de los Estados Unidos (Operación Talisman Sabre). Es a través de este estrecho canal que más del 70% del comercio marítimo de China se lleva a cabo y más del 90% de sus importaciones de petróleo transportadas por el mar.

No es una coincidencia que, además de los ejercicios navales, Australia también participa en declaraciones provocativas y posturas militares en el Mar de China Meridional. El Mar de China Meridional no es sólo una ruta comercial importante; Es fundamental para la capacidad de China para defenderse.

*****TEXTO COMPLETO*****


Fuente: NEO