SELECCIÓN DE ARTÍCULOS: ★★★★★ESTRATEGIA★★★★★GEOPOLÍTICA★★★★★DEFENSA★★★★★INTELIGENCIA★★★★★ECONOMÍA★★★★★SEGURIDAD★★★★★HISTORIA★★★★★FILOSOFÍA★★★★★

martes, 1 de noviembre de 2016

Chipre exige que las tropas británicas abandonen el país

Todas las tropas extranjeras deben retirarse del territorio de Chipre, declaró el ministro de Exteriores del país, Ioannis Kasoulides, durante la reunión con su homólogo ruso, Serguéi Lavrov.

"Tengo que informarle de los últimos acontecimientos en el proceso de la resolución del conflicto chipriota. Esto se aplica particularmente a la cuestión de la seguridad. Para nosotros, es la parte más importante de cualquier decisión", comentó. Agregó que la parte chipriota sabe que "la posición de Rusia coincide con la de Chipre en lo que respecta a la necesidad de la retirada de las tropas extranjeras del territorio de Chipre".

Por su parte, Lavrov destacó que el desarrollo de las relaciones entre Rusia y Chipre no depende de la coyuntura política. Subrayó que los países van a negociar los pasos para llegar a una "solución justa" del problema chipriota.

En el territorio de Chipre, se encuentran dos bases militares británicas: Acrotiri y Dhekelia. En total, representan el 3% de la superficie de Chipre —cerca de 254 km²—. El 60% del terreno es de propiedad privada, perteneciente a ciudadanos británicos o chipriotas. El otro 40% está sujeto al Ministerio de Defensa, o se organiza como territorio del Reino Unido. Además, Chipre está dividido en dos partes —la griega y la turca— tras el Golpe de Estado de 1974, después del cual Turquía invadió la isla y ocupó el 35% del territorio del país. En 1983, el norte del país se convirtió en la República Turca del Norte de Chipre (RTNC), la cual es solo reconocida por Turquía.

Las negociaciones sobre la reunificación de Chipre, que se celebraron sin resultado a lo largo de casi cuatro decenios, se reanudaron en febrero de 2014 tras un intervalo de dos años.

Grecia había declarado en más de una ocasión que el sistema de garantías en cuestión es un anacronismo y logró mostrar su carácter improcedente desde el punto de vista del sistema jurídico internacional moderno y de la ONU, subrayando que su conservación socavaría los principios de la Unión Europea.


Fuente: Sputnik