SELECCIÓN DE ARTÍCULOS: ★★★★★ESTRATEGIA★★★★★GEOPOLÍTICA★★★★★DEFENSA★★★★★INTELIGENCIA★★★★★ECONOMÍA★★★★★SEGURIDAD★★★★★HISTORIA★★★★★FILOSOFÍA★★★★★

domingo, 30 de abril de 2017

Putin descarta liberalizar el control del tráfico de drogas

MOSCÚ (Sputnik) — El presidente de Rusia, Vladímir Putin, descartó la liberalización del control internacional del tráfico de drogas.

"En la esfera internacional resulta importante fomentar la cooperación antidrogas con los organismos competentes de otros países, con nuestros socios de la OTSC, CEI, OCS y del BRICS, hacer llegar a la comunidad internacional el carácter inaceptable de la liberalización del control internacional del tráfico de drogas", dijo el líder ruso en una reunión del Consejo de Seguridad.

El presidente denunció un aumento considerable en el país del flujos de drogas provenientes de Ucrania.

"Aumenta el flujo de drogas sintéticas y de nuevas sustancias alucinógenas, ante todo suministradas desde el extranjero por grupos criminales, desde países de Europa y de Asia, en los últimos tiempos existe un flujo considerable desde Ucrania", preció el mandatario.

Putin subrayó que un objetivo primordial consiste en eliminar los canales de suministro de estupefacientes desde Asia.

El presidente de Rusia advirtió que en el país están oficialmente registrados unos 600.000 drogadictos, y esa cifra no cambia en los últimos años, pero se trata de una cifra muy aproximada.

"Según las encuestas sociales, unos 7,5 millones de personas consumen drogas, y unos 2 millones lo hacen de forma habitual", advirtió.

Para Putin resulta alarmante que la cifra de drogadictos adolescentes haya aumentado últimamente en un 60%.

A principios de febrero la policía y el Servicio Federal de Seguridad de Rusia frustraron las actividades de un narcocartel internacional llamado Jimprom, con ingresos anuales de unos 35 millones de dólares, 47 de los 67 miembros del mismo eran ciudadanos de Ucrania.


A los criminales les fueron decomisadas cuatro toneladas de drogas sintéticas, 3,5 toneladas de precursores químicos, el equipamiento de laboratorios y pasaportes falsos.


Fuente: Sputnik