SELECCIÓN DE ARTÍCULOS: ★★★★★ESTRATEGIA★★★★★GEOPOLÍTICA★★★★★DEFENSA★★★★★INTELIGENCIA★★★★★ECONOMÍA★★★★★SEGURIDAD★★★★★HISTORIA★★★★★FILOSOFÍA★★★★★

viernes, 30 de diciembre de 2016

Google cambió su algoritmo para combatir el negacionismo del Holocausto

Google ha cambiado su algoritmo de búsqueda para evitar la sugerencia a los sitios web de negación del Holocausto, informó Digital Trends.

La empresa se enfrentó a críticas después que Digital Trends informó de que la búsqueda de la consulta “¿Sucedió el Holocausto?” daba como primeros resultados sitios de supremacistas blancos y páginas antisemitas, que niegan el Holocausto.

Uno de esos resultados derivaba al sitio web Stormfront.com, considerado un importante sitio racista.

Mientras que Google dijo inicialmente que no tenía ninguna intención de quitar o de filtrar resultados de la búsqueda, la compañía ha anunciado desde entonces que ha “hecho las mejoras a nuestro algoritmo que ayudará a priorizar contenido de calidad y creíble”.

A principios de este mes, Google eliminó algunas sugerencias de búsqueda ofensivas, incluyendo la frase “¿son malos los judíos?”, que había sido generado automáticamente por su algoritmo de búsqueda.

La frase ha sido previamente una de aquellas ofrecidas a los usuarios que escribieron las palabras “¿son judíos…?”, informó The Guardian.

Google también eliminó las sugerencias para otras frases ofensivas de búsqueda sobre  las mujeres.

“Los usuarios buscan una amplia gama de material en la web: el 15% de las búsquedas que vemos cada día son nuevas. Debido a esto, los términos que aparecen en el autocompletado pueden ser inesperados o desagradables. Hacemos todo lo posible para evitar que aparezcan términos ofensivos, como pornografía y discurso de odio, pero reconocemos que el autocompletado no es una ciencia exacta y siempre estamos trabajando para mejorar nuestros algoritmos”, dijo el portavoz.

Google tomó una acción similar el año pasado cuando eliminó las respuestas antisemitas a la frase de búsqueda “¿Quién dirige Hollywood?”

Fuente: Aurora