SELECCIÓN DE ARTÍCULOS: ★★★★★ESTRATEGIA★★★★★GEOPOLÍTICA★★★★★DEFENSA★★★★★INTELIGENCIA★★★★★ECONOMÍA★★★★★SEGURIDAD★★★★★HISTORIA★★★★★FILOSOFÍA★★★★★

sábado, 12 de noviembre de 2016

"Los submarinos soviéticos tenían una potencia de fuego suficiente para erradicar países enteros"

La URSS disponía de los submarinos más grandes del mundo. En particular, los del proyecto 941 Akula, se convirtieron en una de las armas más temibles en toda la historia de la humanidad. El experto de The National Interest, Kyle Mizokami, analizó en su artículo el poderío de estos sumergibles.

Los "leviatanes" soviéticos fueron capaces de aniquilar hasta 200 blancos con sus ojivas, cuya potencia era seis veces mayor que la de la bomba atómica detonada en Hiroshima, dice la nota, así que estos aparatos tenían recursos para "erradicar países enteros".

El autor del artículo recordó que el proyecto 941 Akula —Typhoon, según la designación de la OTAN— fue creado para convertirse en base de las fuerzas de disuasión navales de la URSS y como respuesta a los submarinos estadounidenses Ohio.

En la etapa del desarrollo del proyecto los submarinos fueron diseñados con el objeto de poder actuar en el Ártico y fueron dotados de dos motores de hélices protegidos y un casco reforzado, que le permitía atravesar los hielos árticos. La longitud del submarino se cifraba en 172 metros, mientras su desplazamiento era de 48.000 toneladas. Además, el buque podía acelerarse hasta una velocidad de 25 nudos —casi 43 kph— gracias a dos reactores nucleares de una potencia de 190 megavatios cada uno, es decir, unos 100.000 caballos de fuerza en conjunto.

Mizokami destacó que Akula contaba con otra arma mítica soviética, un misil R-39, capaz de alcanzar un blanco en cualquier parte de EEUU. En comparación con los submarinos norteamericanos Ohio, que portaban 24 misiles a bordo, los Akula podían llevar solo 20 misiles. Sin embargo, cada uno de los R-39 contaba con 10 bloques nucleares que apuntaban individualmente a los blancos, por lo tanto este misil podía aniquilar 10 objetivos simultáneamente. Es decir, los Akula portaban unas 200 ojivas, mientras los Ohio llevaban solo 192.

La URSS tuvo un plan de construir ocho submarinos de este tipo, pero al final construyó solo seis. En la actualidad, la Marina de guerra de Rusia dispone de un sumergible similar, el Dmitri Donskoy.

Fuente: Sputnik