SELECCIÓN DE ARTÍCULOS: ★★★★★ESTRATEGIA★★★★★GEOPOLÍTICA★★★★★DEFENSA★★★★★INTELIGENCIA★★★★★ECONOMÍA★★★★★SEGURIDAD★★★★★HISTORIA★★★★★FILOSOFÍA★★★★★

sábado, 12 de noviembre de 2016

LaRouche Pac: La victoria de Trump es solo un aplazamiento del peligro de Guerra, a menos que se establezca un cambio mucho más fundamental


La victoria de Trump es solo un aplazamiento del peligro de Guerra, a menos que se establezca un cambio mucho más fundamental

11 de noviembre de 2016 — La elección de Donald Trump y la derrota tanto de Hillary Clinton como de Barack Obama proporciona un breve aplazamiento en el impulso hacia la Tercera Guerra Mundial contra Rusia, en tanto que se le impida a Obama que tome alguna medida desquiciada en las semanas que le quedan en el cargo. El hecho de que el peligro inmediato de una guerra nuclear está, por lo pronto, fuera del orden del día, es importante, pero no resuelve las otras crisis graves que enfrenta el mundo.

El sistema financiero transatlántico se halla todavía al borde de la desintegración total, y a menos que se resuelva el problema de inmediato, resurgirán muy pronto las condiciones para la guerra global. Para resolver esa crisis inminente, el Congreso de Estados Unidos debe aprobar de inmediato las legislación pendiente en ambas cámaras para reinstituir la Ley Glass-Steagall original de 1933, para dividir a los bancos demasiado-grandes-para-quebrar en bancos comerciales y bancos de inversión totalmente separados. Esta debe ser la primer orden del día cuando el Congreso regrese a Washington a principios de la semana entrante.

Más allá de esa acción urgentemente necesaria, se deben adoptar otras medidas para forjar un nuevo tipo de relaciones entre las principales naciones del planeta. Hay una posibilidad de que se restauren rápidamente las relaciones entre Estados Unidos y Rusia, una oportunidad a la que le dio su enhorabuena el prominente economista ruso y asesor del Presidente Putin, Sergei Glazyev, en una entrevista con Itar-Tass el jueves 10 de noviembre. Asimismo, Glazyev advirtió que las políticas del gobierno de Obama han destruido la relación de Estados Unidos con China, y una política de distensión entre Washington y Moscú puede jugar un papel importante para reparar el daño en las relaciones chino-estadounidenses.

Lo que se necesita es una serie de logros positivos, que ayudarán a garantizar un sistema global de paz y estabilidad. El Presidente de China, Xi Jinping, ha ofrecido repetidamente esa colaboración con el Presidente Obama precisamente para ese fin, pero Obama ha rechazado todos los ofrecimientos. Como lo ha señalado el ex embajador Chas Freeman y el ex director de la CIA (y asesor de Donald Trump para seguridad nacional) James Woolsey, en declaraciones que dieron esta semana, Estados Unidos debe corregir el trágico error craso de haber rechazado la invitación a participar en el Banco Asiático de Inversiones en Infraestructura (BAII) y en la iniciativa de la Franja de la Ruta de la Seda.

El mundo tiene que dar una serie de pasos hacia un nuevo sistema de cooperación global. Este jueves Lyndon LaRouche señaló en un diálogo con colegas suyos que esto se puede hacer, en especial si las naciones claves pueden desarrollar esa colaboración. Una remodelación global como esa no es fácil, pero se puede lograr con las directrices apropiadas para avanzar. Lyndon y Helga LaRouche subrayaron la necesidad de crear un Nuevo Sistema de Bretton Woods, sacando los logros del acuerdo original de 1944 organizado por el Presidente Franklin Roosevelt.

Un nuevo sistema de tipos de cambio fijo, sistemas de banca nacional, nuevas instituciones de compensación para facilitar el comercio y las inversiones de largo plazo, todo esto, son los principales cambios que necesita el mundo desesperadamente en este momento.

El resultado de las elecciones de Estados Unidos ha hecho retroceder el peligro inminente de guerra nuclear, pero sería un error grave depender del Presidente electo Donald Trump para tomar las medidas necesarias. Cuando le das un vistazo al mundo, puedes ver que hay actores claves que pueden contribuir a este nuevo arreglo que se necesita con urgencia. Alemania puede jugar un papel muy saludable. Rusia, bajo la dirección de su Presidente Vladimir Putin ya está jugando un papel excelente, y China bajo la dirección de su Presidente Xi Jinping es una fuerza positiva de importancia.

Un área vital en cualquier acuerdo emergente de este nuevo marco de cooperación es la ciencia del espacio, la cual incorpora todos los elementos decisivos que le faltan a todos los demás esfuerzas por más valiosos que sean.

Gran parte del avance que urge sucederá en el nivel local y regional, pero todos esos esfuerzos tienen que ser en cumplimiento de una visión global más amplia. Si no se toman estas medidas difíciles, aunque vitales, la situación puede llevar a desastres mayores, como el resurgimiento del peligro de una guerra termonuclear.

Fuente: LaRouche Pac