SELECCIÓN DE ARTÍCULOS: ★★★★★ESTRATEGIA★★★★★GEOPOLÍTICA★★★★★DEFENSA★★★★★INTELIGENCIA★★★★★ECONOMÍA★★★★★SEGURIDAD★★★★★HISTORIA★★★★★FILOSOFÍA★★★★★

viernes, 12 de agosto de 2016

Irán gana otra batalla legal contra Israel

El Tribunal Supremo de Suiza ha desestimado el recurso presentado por una empresa israelí contra un veredicto de pagar el dinero adeudado a Irán a través de una unión de empresas creada antes de la Revolución Islámica de 1979.

Un oleoducto fue establecido conjuntamente por el régimen depuesto de Mohammad Reza Pahlavi - último monarca de Irán - y la compañía israelí de Eilat-Ashkelon Pipeline Co. (EAPC) en 1968 para llevar el petróleo iraní al Mediterráneo.

La empresa se detuvo después de la revolución iraní y el establecimiento de la República Islámica, que no reconoce al régimen israelí.

La empresa israelí se ha negado a pagar parte de los ingresos de Irán de la empresa conjunta.

La República Islámica había estado siguiendo el caso desde 1994, primero en Francia y luego en Suiza.

El Tribunal Federal Suizo en Zurich el jueves rechazó la apelación de la compañía contra la sentencia de junio de 27 de devolver la suma, informó Reuters.

La compañía ahora tiene que pagar a la República Islámica alrededor de 1.1 mil millones de dólares además de más de 461.000 dólares en intereses, costas judiciales, y dinero que Teherán ha gastado en representación legal.

A principios de este mes, el Tribunal Supremo suizo en Lausana rechazó otra apelación por la firma israelí Trans-asiática Oil Ltd., o TAO, en un caso similar de asociación con el depuesto régimen de Pahlavi.

Por lo tanto TAO fue condenado a pagar 1,2 mil millones de dólares a Irán como parte de los ingresos del petróleo suministrados a Israel antes de la revolución de 1979.

La compañía israelí había estado involucrado en una asociación con la compañía nacional de petróleo iraní bajo Pahlavi. La firma israelí opera una flota de buques cisterna para transportar el petróleo iraní a los clientes europeos.

La relación acabó en 1979, pero la empresa israelí se negó a pagar por el petróleo iraní ya vendido a terceros.

La suma total en este último caso se estima en unos 7 mil millones de dólares.


Fuente: Press TV