SELECCIÓN DE ARTÍCULOS: ★★★★★ESTRATEGIA★★★★★GEOPOLÍTICA★★★★★DEFENSA★★★★★INTELIGENCIA★★★★★ECONOMÍA★★★★★SEGURIDAD★★★★★HISTORIA★★★★★FILOSOFÍA★★★★★

martes, 23 de agosto de 2016

Estados Unidos continuó la investigación de armas biológicas hasta 2003

Por Wayne MADSEN

El presidente Richard Nixon ordenó la destrucción de todas las armas biológicas de los Estados Unidos en 1969. Su Declaración de Políticas y Programas de Química Biológica y de Defensa, declaró que «los Estados Unidos deberán renunciar al uso de agentes biológicos letales y armas, y todos los otros métodos de la guerra biológica. Los Estados Unidos se limitará su investigación biológica a las medidas defensivas, como las medidas de inmunización y seguridad». Con eso y la ratificación de la Convención de 1972 sobre las armas biológicas por parte de Estados Unidos, la Unión Soviética y Gran Bretaña, el programa de armas biológicas de Estados Unidos llegó a su fin. ¿Y lo hizo?

De conformidad con la orden de Nixon para terminar el programa de armas biológicas de los Estados Unidos, el US Army’s Biological Warfare Laboratory at Fort Detrick, Maryland, cambió su nombre por el de US Army Medical Research Institute of Infectious Diseases (USAMRIID). La instalación fue noticia en las semanas posteriores a los ataques del 9/11, cuando se encontró la cepa de ántrax como arma enviado a través del sistema postal de Estados Unidos que se originó en USAMRIID. Un científico de USAMRIID, el Dr. Bruce Ivins, fue nombrada como una «persona de interés» en el ataque con ántrax, a pesar de que la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) tenía escasa evidencia contra el científico. Después el Dr. Ivins supuestamente se «suicidadó» en 2008, el FBI declaró que el autor principal era Ivins y cerró el caso.

*****TEXTO COMPLETO*****


Fuente: Strategic Culture