SELECCIÓN DE ARTÍCULOS: ★★★★★ESTRATEGIA★★★★★GEOPOLÍTICA★★★★★DEFENSA★★★★★INTELIGENCIA★★★★★ECONOMÍA★★★★★SEGURIDAD★★★★★HISTORIA★★★★★FILOSOFÍA★★★★★

miércoles, 13 de abril de 2016

EEUU sueña ser el más grande paraíso fiscal del planeta

Por Vicky Peláez

Los multimillonarios corruptos tendrán que pensar diez veces para depositar su dinero en el paraíso fiscal gigante de los EEUU pues este país simplemente encontrará cualquier pretexto para quedarse con los sucios depósitos.

Cuando el lobo se empeña a tener la razón, pobres corderos (Esopo, 620 a.C.-564 a.C.)

Las revelaciones de los "Papeles de Panamá", que han puesto al mundo entero en shock, están ocultando lo más importante sobre la identidad del anónimo que obtuvo 11,5 millones de documentos sobre las personalidades y compañías que están depositando su dinero en "paraísos fiscales" y resulta que en realidad es el gobierno norteamericano y su más sofisticado y temible hacker profesional: La Agencia de Seguridad Nacional de EEUU (NSA).

Todo indica que su principal propósito es poner en jaque a más de 50 paraísos fiscales existentes en el mundo para que sus clientes millonarios muevan su dinero oculto, tan necesitado en tiempos de crisis, hacia Norteamérica, convirtiéndose así en el nuevo refugio financiero favorito, más seguro y más grande del planeta y de paso así solucionar sus problemas financieros que son muy grandes (su crecimiento económico no llega ni al 1%).

Ramón Fonseca, el socio fundador del bufete Mossack Fonseca de donde sustrajeron los datos sobre miles de personas y compañías que tenían su dinero oculto en más de 10 paraísos fiscales, aseguró que "no era un trabajo de adentro, no era fuga de datos sino un hacking (robo de información virtual) sofisticado". Para uno de los periodistas de investigación más prestigiosos a nivel internacional, Pepe Escobar, fue la NSA que hackeó a Mossack Fonseca. En su artículo "Hybrid War from Palmyra to Panama" aseguró que "la NSA se especializa en penetrar cualquier base de datos y archivos en cualquier lugar del planeta y después selectivamente destruir/chantajear/proteger a sus aliados y sus "enemigos" de acuerdo a sus intereses nacionales". En el caso de los Papeles de Panamá se ve claramente las manos de la Agencia de Seguridad Nacional norteamericana.

Lo que llama la atención es que entre los miles de señalados en las revelaciones de los Papeles de Panamá no figura ningún ciudadano norteamericano a pesar de que más de un año los 160 investigadores de 80 países del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ) están revisando los datos. Según Pepe Escobar, "hay 441 americanos en los datos obtenidos pero antes de que se divulgara la información por el ICIJ, la NSA alertó la oficina de Mossack Fonseca en Nevada (EEUU) para que borrara toda la información sobre los norteamericanos en los papeles de Panamá.

Así de simple funciona el sistema estadounidense. Allí están algunos amigos músicos de Vladimir Putin, la tía del rey de España, Jackie Chan, el presidente de Ucrania Poroshenko, el presidente de Argentina Mauricio Macri, los auspiciadores financieros de la candidata presidencial peruana Keiko Fujimori, el padre difunto del primer ministro británico, David Cameron, el primer ministro de Islandia Sigmundur David Gunnlaugsson etc., etc.

Sin embargo, la filtración de nombres de David Cameron y Gunnlaugsson contiene su mensaje encubierto. Londres es uno de los más famosos paraísos financieros y un importante centro de lavado de dinero. Por algo es el lugar preferido de los oligarcas rusos, como el finado Boris Berezovsky, para esconder sus millones o miles de millones de euros. A Washington no le agrada esta competencia porque quiere tener aquellos capitales escondidos en Norteamérica para confiscarlos cuando no le obedezcan o simplemente cuando necesite un escándalo.

En relación a Gunnlaugsson, el departamento de Estado norteamericano estaba irritado por la política del ya ex primer ministro de Islandia de preservar su cultura, tradiciones, y brindar apoyo a la burguesía nacional, no hay que olvidar que Islandia aplicó en 2008 las mismas medidas para preservar su economía que Néstor Kirchner en Argentina en 2002. Además Islandia mostró resistencia para reinstalar la base militar norteamericana en su territorio y que finalmente tuvo que ceder bajo fuertes presiones. Todo tiene su precio o su castigo para la mentalidad de la Casa Blanca, dependiendo de los intereses nacionales de momento de la única superpotencia en el planeta.

Así pasó hace dos años con Suiza que era el mayor y más seguro paraíso fiscal en el mundo. La cantidad de dinero depositado por sus clientes multimillonarios y las corporaciones en sus cuentas secretas superaba cinco millones de millones de dólares. Pero después de que el banquero de UBS Group AG, Bradley Birkenfeld denunció que su banco suizo estaba ayudando a los norteamericanos a evadir impuestos poniendo dinero en paraísos fiscales en su país, más de 80 bancos suizos tuvieron que pagar una multa de 5,000 millones de dólares al Departamento del Tesoro norteamericano. Después de esto se produjo la fuga del capital escondido de los bancos suizos. Se calcula que actualmente "sólo" quedan en Suiza en las cuentas secretas de extranjeros 1.9 millones de millones de dólares, de acuerdo al catedrático de la Universidad de California en Berkeley, Gabriel Zuckman.

Para evitar que sus paisanos norteamericanos trasladen su dinero afuera a los paraísos financieros, el gobierno aprobó en 2010 the Foreign Account Tax Compliance Act (FATCA — La Ley de Cumplimiento Tributario de Cuentas Extranjeras) según la cual, todas las firmas financieras extranjeras debían informar sobre las cuentas de los norteamericanos en el extranjero al Servicio de Impuestos Internos (IRS) estadounidense. De acuerdo al periodista Jesse Drucker de Bloomberg News actualmente 97 países acordaron a revelar las cuentas de los extranjeros en sus países, sin embargo Estados Unidos no quiso firmar este acuerdo junto con Bahréin, Nauru y Vanuatu, todos reconocidos paraísos financieros.

Y allí está el truco. Después de convencer a casi 100 países de divulgar la información, Estados Unidos decidió no hacerlo para convertirse en el mayor y más seguro paraíso fiscal en el mundo a costa de otros 50 refugios financieros donde están escondidos entre 21 a 32 millones de millones de dólares. Washington espera que este dinero finalmente se traslade a Norteamérica lo que representaría un gran alivio para su economía que hasta ahora no puede superar la crisis económica que se inició en 2008. Si esto sucede la actual directora de la Reserva Federal, Janet6 Yellen establecería el control sobre la economía global, que es gran sueño de los banqueros norteamericanos.

En 1966, la mentora de Bill Clinton, Carol Quigley escribió el libro "Tragedy and Hope: a History of the World in our Times" en el cual afirmó que "los poderes del capitalismo financiero habían tenido una meta a largo plazo, orientada a crear un sistema mundial del control financiero en manos privadas para dominar el sistema político en cada país y la economía de todos las naciones del mundo. La Reserva Federal norteamericana, que fue creada en 1914 por J.P. Morgan, ya durante más de100 años está avanzando este proyecto con su brazo político, Consejo de Relaciones Exteriores (CFR) que fue también concebido y puesto en marcha por J.P.Morgan.

Ahora la meta de los banqueros o mejor dicho los banksters norteamericanos es convertir su país en el más seguro paraíso financiero en el planeta. La iniciativa la tomó Rothschild and Co., que representa el núcleo del Grupo Financiero Rothschild que se inició en 1838. Desde aquella época esta dinastía se dedicó a acumular dinero para adquirir el poder político y económico. Hace unos tres años este grupo fundó una compañía de fideicomiso (trust) en Reno, Nevada aprovechándose que EEUU no firmó el tratado de revelación de la información sobre las cuentas de los extranjeros. Ya son varios bancos norteamericanos que están participando en el re direccionamiento del sistema financiero global relacionado con los paraísos fiscales.

Debido al escándalo de los Papeles de Panamá, los clientes de refugios financieros están trasladando aceleradamente sus cuentas secretas con miles de millones de dólares a Nevada, Delaware, Dakota del Sur, Wyoming y otros estados norteamericanos interesados en este turbio pero ventajoso negocio porque resulta que el único país que puede garantizar la privacidad del dinero de los ricos es Estados Unidos. Las Islas Bahamas, Suiza, Panamá, las Islas Vírgenes, Malta, Andorra etc. ya han perdido su estatuto de paraísos financieros seguros gracias a la Reserva Federal norteamericana cuyos líderes no pueden ocultar su satisfacción por convertir su país en el edén fiscal de los más ricos y poderosos. Bahamas, Bahrein, Panamá quedan para los que la publicación the Foreign Forecaster llama "plebs", lo que significa en este contexto "millonarios pueblerinos".

Así en tres años Estados Unidos se convirtió en el paraíso fiscal más grande del planeta para los multimillonarios internacionales privando de su dinero a los países de origen e incentivando la fuga del capital, pero todo es temporal en este mundo y puede llegar el momento cuando la Reserva Federal necesitará estos 30 millones de millones de dólares para sus necesidades financieras. La experiencia con el oro depositado por muchos países durante y después de la Segunda Guerra Mundial en los Estados Unidos como el país más seguro lo confirma. Durante 50 años no hubo la audición de los depósitos de oro y EEUU es reluctante hasta ahora por ejemplo de devolver a Alemania más de 2,000 toneladas de este precioso metal. A tal extremo ha llegado la situación que en Alemania fue creado el movimiento "Devuelvan Nuestro Oro".

Los multimillonarios corruptos tendrán que pensar diez veces para depositar su dinero en el paraíso fiscal gigante de los EEUU pues este país simplemente encontrará cualquier pretexto para quedarse con los sucios depósitos tal como pasó con el dinero de su socio el ex presidente de Filipinas Ferdinand Marcos cuya viuda ha envejecido tratando de recuperar envano sus 2 mil millones de dólares robados y depositados en las arcas norteamericanas y vive hoy de la limosna de sus amigos millonarios.

Fuente: Sputnik