SELECCIÓN DE ARTÍCULOS: ★★★★★ESTRATEGIA★★★★★GEOPOLÍTICA★★★★★DEFENSA★★★★★INTELIGENCIA★★★★★ECONOMÍA★★★★★SEGURIDAD★★★★★HISTORIA★★★★★FILOSOFÍA★★★★★

miércoles, 27 de abril de 2016

Comunistas rusos llaman a instalar complejos de misiles en Cuba

Dos diputados del Partido Comunista de Rusia enviaron una solicitud a los altos representantes del país para que estudien el restablecimiento de la estación de intercepción de señales de Lourdes en Cuba, así como el despliegue simétrico de lanzamisiles rusos en la isla.

La iniciativa de los parlamentarios rusos se plantea como una respuesta al acuerdo entre EEUU y Turquía sobre el despliegue de lanzamisiles tácticos de alta movilidad —conocidos por su acrónimo en inglés, Himars— en la parte suroriental del país otomano, cerca de la frontera con Siria.

La nota sobre el despliegue de los Himars, afirmado por el canciller turco, Mevlut Cavusoglu, apareció en el sitio web de la agencia Reuters el 26 de abril.

"Las capacidades técnicas del complejo Himars permiten emplear, según los datos disponibles, misiles de hasta 500 kilómetros de alcance. Por lo tanto, representan una amenaza potencial para los aliados de Rusia en el marco de la OTSC —Organización del Tratado de Seguridad Colectiva—, como lo es Armenia", destacaron los parlamentarios en su solicitud.

Como respuesta simétrica, los diputados proponen desplegar en Cuba los lanzamisiles rusos análogos o de mayor potencia, así como restablecer el funcionamiento de la estación de intercepción de señales en la isla, cerrado en 2002. La estación de intercepción radioelectrónica, situada en Lourdes, cerca de La Habana, fue una instalación importante para la inteligencia soviética en la época de la URSS.

Durante la Crisis de los misiles, la respuesta determinada de la URSS permitió disuadir a EEUU del despliegue de misiles en Turquía, recordaron los diputados comunistas.

"Creemos posible el uso de la experiencia soviética para contener las intenciones expansionistas de EEUU en la actualidad", notaron los parlamentarios.

Fuente: Sputnik