SELECCIÓN DE ARTÍCULOS: ★★★★★ESTRATEGIA★★★★★GEOPOLÍTICA★★★★★DEFENSA★★★★★INTELIGENCIA★★★★★ECONOMÍA★★★★★SEGURIDAD★★★★★HISTORIA★★★★★FILOSOFÍA★★★★★

jueves, 17 de marzo de 2016

ISRAEL: Meir Dagan, ex jefe del Mossad, murió a los 71 años

El ex director del servicio secreto Mossad falleció a los 71 años en el Hospital Ichilov, de Tel Aviv.
Dagan se desempeñó en un número de altos cargos en el estamento de defensa israelí, incluyendo el de director del Mossad, jefe del Departamento de Operaciones del Estado Mayor, jefe de la Comandancia contra el Terrorismo. Inclusive fue condecorado con la “Medalla al Coraje”, otorgada a quienes han puesto en peligro sus vidas durante el combate.

En los últimos años se convirtió en un duro crítico de las políticas del primer ministro, Biniamín Netanyahu.
Sufría, desde hace varios años, graves problemas de salud y se reportó que la causa de la muerte fue cáncer.
"El director del Mossad, Yossi Cohen, los jefes de departamento y los miembros de la agencia manifiestan su profundo dolor y expresan sus condolencias a la familia de Dagan", señala el portavoz del servicio secreto en un comunicado.(f: Aurora)

Meir Dagan se oponía a un ataque de Israel contra Irán

Dagan nació, en enero de 1945, bajo el nombre de Meir Hubeman, en un tren entre la Unión Soviética y Polonia, durante la Segunda Guerra Mundial, de padres judíos que escapaban del Holocausto.

A los cinco años inmigró a Israel con sus padres, y vivió en un campo de tránsito – o de refugiados- (“Maabarot”) cerca de Lod. En 1963, se enroló en el Batallón de Paracaidistas. Durante la Guerra de los Seis Días, en 1967, dirigió una compañía durante los combates en la Península de Sinaí. En 1970, bajo la comandancia del entonces general de brigada Ariel Sharón, erigió la fuerza especial Sayeret Rimón. Una unidad encubierta que actuaba en la Franja de Gaza, y estaba encargada de la detección, arresto y neutralización de terroristas. A la fuerza se le adjudica un importante papel en la represión de la ola terrorista de principios de los años setenta en la Franja.

Durante la Guerra de Yom Kipur, en 1973, Dagan estaba en la escuela de oficiales. Tras recibir el mando de una fuerza especial, combatió en el Sinaí y participó en el cruce del Canal de Suez. Durante la Primera Guerra del Líbano, en 1982, comandó una Brigada de Tanques, y fue uno de los primeros comandantes que ingresó a Beirut. Luego fue designado jefe de una unidad de enlace con el Líbano. Dagan estaba considerado como uno de los fundadores del Ejército del Sur del Líbano, y sus distintos aparatos de seguridad.

En 1991, Dagan fue designado asesor del Estado Mayor sobre cuestiones de la “intifada”. Un año más tarde fue nombrado jefe de la Brigada de Operaciones de la Comandancia General del Ejército, con el grado de general de brigada, bajo la jefatura del entonces general Ehud Barak.
Más tarde, fue ascendido a general y asistió al jefe del Directorio de Operaciones. En 1995, tras no ser ascendido a la jefatura del Comando Sur, Dagan se retiró del Ejército de Defensa de Israel, tras 32 años de servicio. Durante su transcurso, fue herido dos vez, y recibió la “Medalla al coraje” por lanzarse contra un terrorista palestino que sostenía una granada a la que había quitado el seguro.

Dagan se desempeñó como asesor en la lucha contra el terrorismo para los primeros ministros, Itzhak Rabin, y Biniamín Netanyahu. En el año 2000, se unió a la campaña pública contra la retirada de la Meseta del Golán y se afilió al partido Likud. En 2001, participó en el comando electoral de Ariel Sharón, que lo condujo a la jefatura del Gobierno. Tras el triunfo de Sharon, Dagan fue designado jefe del equipo negociador israelí en materia de seguridad con los palestinos.

En 2002, fue nombrado por Sharon director del Mossad. Su mandato fue extendida dos veces, por los primeros ministros, Ehud Olmert, y Ehud Barak. En 2011, finalizó su rol.

En Egipto lo apodaban “Superman” y en los países árabes y otros estados del mundo se decía que Dagan estaba detrás de las muertes de altos cabecillas de Hamás y Hezbollah y de daños sufridos por las redes terroristas de Gaza y el Líbano.

Tras finalizar su mandato, Dagan se manifestó públicamente en contra de un ataque contra Irán.

“Un bombardeo podría acelerar la búsqueda de la bomba [nuclear], no hay un ataque que pueda detener el proyecto”, expresó Dagan. “Si bombardeamos solucionaremos todos los problemas políticos y parte de los problemas económicos de Irán, porque haremos que toda la población iraní se reúna como un solo hombre detrás del régimen”.(f: Aurora)