SELECCIÓN DE ARTÍCULOS: ★★★★★ESTRATEGIA★★★★★GEOPOLÍTICA★★★★★DEFENSA★★★★★INTELIGENCIA★★★★★ECONOMÍA★★★★★SEGURIDAD★★★★★HISTORIA★★★★★FILOSOFÍA★★★★★

miércoles, 28 de junio de 2017

En busca del dominio energético: EEUU proclama la revolución "gasística"

Washington ha emprendido el rumbo hacia una revolución gasística, asegura un comunicado publicado por la Casa Blanca.

En sus primeros cinco meses como presidente de EEUU, Donald Trump ha emprendido distintos pasos para eliminar innecesarias y pesadas barreras que, según la Administración, podrían haber impedido al país conseguir el dominio energético.

"Juntos vamos a empezar una nueva revolución energética: la que celebrará la producción norteamericana en suelo norteamericano", cita el comunicado las palabras del mandatario.

De acuerdo con el anuncio, la industria energética es crucial para la economía estadounidense y el futuro crecimiento económico de EEUU. El sector energético se ha convertido en el principal motor, ya que ha ayudado a crear 6,4 millones de empleos en el país.

Desde 1953, EEUU ha sido importador neto de energía, pero ahora ha llegado su tiempo de convertirse en exportador. La revolución del Gas Natural Licuado (GNL) en EEUU significa que el país se convertirá en exportador global de energía para 2020.

Paralelamente, la venta de gas estadounidense contribuirá al incremento de los ingresos federales hasta los 118.000 millones de dólares.

"Durante mucho tiempo, la política energética ha operado sobre la base de falsas suposiciones que decían que el país ha estado agotando su energía. Las innovaciones y las tecnologías estadounidenses han dado acceso al país a una gran cantidad de recursos energéticos", prosigue el comunicado.

El sitio web de la Casa Blanca también enumeró varios pasos que el mandatario estadounidense había emprendido tras su investidura con el objetivo de dar el pistoletazo de salida a la revolución gasística en EEUU.

Donald Trump retiró a EEUU del Acuerdo de París, que establece medidas para la reducción de las emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI).

Según la empresa NERA, en 2040, la participación de EEUU en el Acuerdo de París podría haberle costado al país estadounidense al menos tres billones de dólares. Además, habría provocado, según los mismos cálculos, la destrucción de 6,5 millones de empleos en el sector industrial.

Además, el presidente de EEUU ordenó a la Agencia de Protección del Medio Ambiente revocar el Plan de Energía Limpia (Clean Power Plan, en inglés), que había sido aprobado por su antecesor, Barack Obama. Se calcula que la realización de este plan podría haber generado el crecimiento de las tarifas eléctricas en un 14%.

Aparte de eso, Trump acabó con la moratoria que Obama impuso al 'leasing'  de tierras federales para la producción del carbón. De no haberse cancelado, la moratoria podría haberle costado al país norteamericano billones de dólares, según el informe de la Casa Blanca.

NOTICIAS RELACIONADAS:

'Hegemonía energética global': la agenda de Trump

EEUU empezó un "ataque de gas" contra Rusia

EEUU anuncia una 'guerra' contra con el gasoducto ruso Nord Stream 2: ¿con qué objetivo?


Fuente: Sputnik