SELECCIÓN DE ARTÍCULOS: ★★★★★ESTRATEGIA★★★★★GEOPOLÍTICA★★★★★DEFENSA★★★★★INTELIGENCIA★★★★★ECONOMÍA★★★★★SEGURIDAD★★★★★HISTORIA★★★★★FILOSOFÍA★★★★★

miércoles, 3 de mayo de 2017

La OEA sigue siendo el "Ministerio de las Colonias" de EEUU


Por Vicky Peláez para Sputnik. 3/5/2017.

En vísperas del 69 aniversario de la Organización de Estados Americanos, Venezuela se rebeló contra los ataques injustificados y brutales llenos de 'falsos positivos' de la OEA contra su país y formalizó su salida oficial de la organización, llamada popularmente como el 'Ministerio de las Colonias de Estados Unidos' en América Latina y el Caribe.

Latinoamérica debe abandonar la fantasía de salvarse por obediencia y comprender la necesidad de salvarse por rebeldía

(Roberto Mangabeira Unger, filósofo y profesor de Harvard, 2001)

En todos estos años, la OEA cumplió celosamente con la consigna de su creador, el presidente Harry S. Truman de ser baluarte de la lucha contra el comunismo en el continente y activo participante en la Guerra Fría contra la Unión Soviética y China.

Los tiempos cambian y ya no existen realmente ni el comunismo ni el socialismo pero el 'Ministerio de las Colonias' sigue intacto como incondicional servidor de los intereses de Washington y sus corporaciones para proteger y salvaguardar el 'patio trasero' de sus amos, luchando contra todos los intentos de nacionalismo, progresismo y populismo en América Latina y el Caribe. Es la OEA la que se quedó muda frente al asesinato en Bogotá de Jorge Eliécer Gaitán (1948), de Salvador Allende (1973), del presidente de Granada, Maurice Bishop (1983) etc, y jamás se pronunció sobre la extraña muerte en accidentes aéreos del presidente de Panamá, (1981) y del presidente de Ecuador, Jaime Roldós (1981).

Igualmente el 'Ministerio de las Colonias' avaló con su silencio el golpe de Estado contra Rómulo Gallegos en Venezuela (1948), Carlos Arosemena en Ecuador (1963), Joao Goulart en Brasil (1964), Juan Velasco Alvarado, Perú (1975), Manuel Zelaya, Honduras (2009), Fernando Lugo, Paraguay (2012),  Dilma Rousseff (2016). La OEA apoyó la invasión de Playa Girón en Cuba en 1961, expulsó a Cuba de la organización en 1962 y obligó la ruptura de los países de la región con la mayor de las Antillas.

Sin embargo, la OEA se sentía a gusto y apoyaba vergonzosamente a dictadores como Marcos Pérez Jiménez (Venezuela), Manuel Odría (Perú), Gustavo Rojas Pinilla (Colombia), Rafael Leónidas Trujillo (República Dominicana), Anastasio Somoza (Nicaragua), Alfredo Stroessner (Paraguay), Augusto Pinochet (Chile), Alberto Fujimori (Perú) y un sinnúmero de otros dictadores que convirtieron la historia de América Latina en una tragedia y facilitaron su sumisión incondicional a Washington. La descolonización de Puerto Rico, por el que murieron tantos boricuas, es  un tema intocable para la OEA igual que la guerra de Malvinas (1982), cuando se violó el Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR), al no apoyar EEUU a un país miembro, sino al Reino Unido, una nación extra regional. Según Rafael Correa, "debido a aquella violación del (TIAR), la OEA debió desaparecer durante la guerra de las Malvinas".

Después del triunfo del populismo venezolano encabezado por Hugo Chávez y el avance del bolivarianismo en América Latina y el Caribe, la OEA fue instruida por el Departamento de Estado de Estados Unidos para lanzar una agresiva campaña contra todos los Gobiernos progresistas latinoamericanos y en especial, contra Venezuela, el país más rico en recursos energéticos del continente. Desde que Hugo Chávez ganó las elecciones presidenciales en 1998, el 'Ministerio de las Colonias' ha alentado a la derecha venezolana a usar chantaje, falsos positivos, presión económica y financiera, sabotaje y la violencia para hacer fracasar el chavismo y de esta forma hacer retornar a Venezuela a su lugar en el 'patio trasero' estadounidense.

Actualmente, Venezuela ha entrado en una etapa culminante de una ofensiva contra la democracia promovida por el Departamento de Estado de Estados Unidos y su aliado incondicional el secretario general de la OEA, Luis Almagro. La alianza contra el actual Gobierno de Venezuela incluye Argentina, Brasil, Paraguay, Uruguay, Chile, Colombia y el Perú. También siguen sus pasos los países de la América Central y del Norte como Panamá, Honduras, Costa Rica, Guatemala, México, EEUU y Canadá. Cinco países caribeños: Bahamas, Barbados, Dominica, Guayana y Jamaica completan este grupo.


Fuente: Sputnik