SELECCIÓN DE ARTÍCULOS: ★★★★★ESTRATEGIA★★★★★GEOPOLÍTICA★★★★★DEFENSA★★★★★INTELIGENCIA★★★★★ECONOMÍA★★★★★SEGURIDAD★★★★★HISTORIA★★★★★FILOSOFÍA★★★★★

lunes, 13 de marzo de 2017

Venganza, el posible motivo de las filtraciones de la CIA a Wikileaks

Los investigadores estadounidenses siguen las 'huellas digitales' de los posibles responsables de la filtración de miles de documentos y datos sensibles de la CIA, publicados por Wikileaks, informa The Washington Post.

Las autoridades ya interrogaron a los empleados de varias oficinas colaboradoras de la CIA y, aunque "ninguna persona ha sido detenida", la investigación progresa "de una manera rápida", afirmaron las fuentes al tanto de la situación, citadas por el medio.

La sospecha recayó en un grupo de desarrolladores del 'software' de hackeo afiliados con la CIA, que supuestamente creaba las herramientas para obtener acceso a los teléfonos inteligentes, los ordenadores y televisores conectados a la red, mencionados en los documentos filtrados.

El medio afirma que en los últimos meses surgió una tensión entre ciertos desarrolladores extranjeros y la CIA en cuanto a su empleo oficial y su traslado a EEUU. El servicio de inteligencia, supuestamente, se negó a acomodarlos, aboliendo los puestos existentes.

Así, la filtración hecha pública por Wikileaks podría haber sido un tipo de 'venganza' por parte de algunos de los pocos colaboradores que tenían acceso al servidor del cual, supuestamente, fueron sacados los documentos.

El 7 de marzo, WikiLeaks publicó una serie de documentos, los cuales forman parte del proyecto 'Vault 7', que han sido calificados por la organización como "la mayor filtración de datos de inteligencia de la historia".

Estas filtraciones revelan la escala del programa de la CIA destinado al hackeo de diferentes productos de compañías estadounidenses como Apple iPhone, Google Android y Microsoft Windows, así como de los televisores producidos por el conglomerado surcoreano Samsung.

Además, los documentos indican que el Consulado de EEUU en Fráncfort del Meno —una entidad diplomática— es, en realidad, el 'centro de hackeo' de la CIA para las regiones de Europa, África y Oriente Próximo.  


Fuente: Sputnik