SELECCIÓN DE ARTÍCULOS: ★★★★★ESTRATEGIA★★★★★GEOPOLÍTICA★★★★★DEFENSA★★★★★INTELIGENCIA★★★★★ECONOMÍA★★★★★SEGURIDAD★★★★★HISTORIA★★★★★FILOSOFÍA★★★★★

domingo, 26 de marzo de 2017

Expertos: Bielorrusia usa las protestas en ese país para recibir ayuda de Rusia

Las protestas en Bielorrusia son el resultado de la crisis económica que atraviesa el país. Sin embargo, el Gobierno en Minsk intenta vender lo ocurrido como un 'Euromaidán', planificado desde el exterior, con el fin de lograr que Moscú lo ayude a salir de su crisis, opinan expertos citados por el diario oficial del Parlamento ruso.

En días pasados, antes de las marchas del 25 de marzo, en las que fueron detenidos más de 100 protestantes de la oposición, el presidente Alexandr Lukashenko comentó públicamente la captura de decenas de personas que se preparaban para realizar "provocaciones armadas" en Bielorrusia.

El mandatario bielorruso aseguró, además, que los extremistas se entrenaban no solo en su país sino también en campamentos protegidos en Ucrania, Lituania y Polonia. Asimismo, aseguró que fundaciones de EEUU y Alemania estarían apoyando económicamente a los combatientes.

Por su parte, los manifestantes bielorrusos reclaman, entre otras cosas, por los problemas económicos del país, como los bajos sueldos y la falta de puestos de trabajo bien remunerados.

En ese sentido, aseguran los expertos, el Gobierno bielorruso está preocupado de ver en las protestas a una clase que normalmente lo apoyaba en las urnas —la generación más adulta, los pensionados— y que ahora le ha dado la espalda.

Además, la oposición demostró no estar preparada para las protestas y solo ahora trata de dirigirlas.

Por esa razón, los expertos rusos consideran que no existen pruebas claras de que las protestas en Bielorrusia sean patrocinadas o dirigidas desde el exterior. Pero al mismo tiempo, para el Gobierno de Lukashenko es beneficioso vender la idea de que en Bielorrusia se está repitiendo el mismo esquema que en Ucrania, con el fin de asustar a Moscú con la idea de perder a un aliado y obligar a Rusia a prestarle ayuda económica.

Lea también: La fuerte amenaza de Lukashenko al primer ministro ruso

Según el politólogo Vladímir Zótov, los recientes arrestos en Bielorrusia es una prueba de la imitación del 'Euromaidán' que realiza el Gobierno de ese país con el fin de influenciar en la comunidad internacional.

"El poder gubernamental está interesado en presentar la situación como un intento de Golpe de Estado inconstitucional y mostrar esto al auditorio ruso con el fin de recibir por parte de Rusia la cantidad usual de preferencias, como dinero y materias primas", explica Zótov.

Sin embargo, la actual situación puede ser un pretexto para una mayor integración entre Rusia y Bielorrusia sin mayores condicionamientos, sobre todo en materia de seguridad, teniendo en cuenta la relación actual entre Rusia y Occidente, opina Bogdán Bezpalko, director del Centro ruso de Estudios Ucranianos y Bielorrusos.

Lo anterior, teniendo en cuenta que, actualmente, Rusia y Bielorrusia "difícilmente se pueden llamar aliados", concluye.

Fuente: Sputnik