SELECCIÓN DE ARTÍCULOS: ★★★★★ESTRATEGIA★★★★★GEOPOLÍTICA★★★★★DEFENSA★★★★★INTELIGENCIA★★★★★ECONOMÍA★★★★★SEGURIDAD★★★★★HISTORIA★★★★★FILOSOFÍA★★★★★

miércoles, 14 de diciembre de 2016

Rusia debe permanecer alerta

Por F. William Engdahl para Katehon. 14/12/2016.

En primer lugar, no creo que el presidente Putin sea tan tonto como para creer en la retórica.

Él es una persona política seria y ha pasado por demasiadas mentiras y engaños de Washington de muchas formas diferentes para ser ingenuo acerca de algunas bonitas palabras graciosas, incluso si el Secretario General de la OTAN Jens Stoltenberg comienza a emitir sonidos amistosos acerca de Rusia después de la elección de Trump.

Por supuesto, es inteligente que Rusia obtenga tanta ventaja como sea posible de este período aparentemente amistoso de la presidencia de Trump. Tal vez sea razonable pedir que se lleven las tropas estadounidenses y de la OTAN fuera de las fronteras de Rusia y Bielorrusia. Lo harán, no tengo ninguna duda.

Pero creo que es muy importante que los líderes rusos tengan en mente la agenda definitiva de este patriarcado de los Estados Unidos, que es una de guerra, y la misión de Donald Trump es preparar a Estados Unidos para esa guerra y ganar. Y esa no es una buena perspectiva. Rusia no debería olvidar el más mínimo instante esa amenaza.

Aproveche este tiempo, construya la economía rusa como ha estado haciendo, muestre la puerta a los economistas neoliberales, sáquelos de los ministerios y ponga en esas posiciones a rusos genuinos que quieran hacer el bien para la economía rusa.

El Banco Central de Rusia necesita ser renacionalizado. Esa es una prioridad urgente para la economía de Rusia. La razón por la que creo que no se ha hecho hasta ahora es que el poder político de los oligarcas vinculados a América hasta ahora ha sido lo suficientemente fuerte como para hacer muy difícil a Rusia el limpiar la casa. Creo que ya estamos yendo en esa dirección.

El desarrollo de la agricultura autóctona rusa no-OGM debe ir adelante, independientemente de lo que haga la UE con sus sanciones. Rusia debe prohibir la importación de alimentos de la Unión Europea.

Además, Rusia debe abandonar la Organización Mundial del Comercio. Esta organización fue creada por Washington en interés del multinacionalismo americano y europeo y no en interés del comercio libre y justo.

Rusia debe liberarse de las ONGs indeseables como lo ha venido haciendo -y observar la ira de Washington que usan a esas ONGs para hacer los así llamados llamados "proyectos de democracia".

Por lo tanto, aproveche la ventaja que pueda de este engaño, pero no se deje engañar con que la América de Donald Trump es en cualquier sentido un verdadero amigo de Rusia.

La gente en Washington todavía se preocupa por los intereses de la hegemonía americana, y eso es todo.

Vamos a ver qué sucede en seis meses bajo la presidencia de Trump, quién es el nominado para convertirse en el Secretario de Estado, ver quién tomará los otros puestos clave, y cuáles son realmente sus políticas.

Quisiera que hubiera una verdadera revolución en Estados Unidos, que Donald Trump pudiera ser un presidente con valores morales, preocupado por el pueblo de Estados Unidos, y con una agenda avanzada para nacionalizar las seis instituciones bancarias criminales de Wall Street, y llevar a sus directores y presidentes ante los tribunales para hacer frente a la pena por los crímenes que han cometido durante las últimas décadas. Espero que él restablezca la regulación de esos mega bancos que están destruyendo América y al mundo. Han corrompido a los principales bancos de Europa en las últimas décadas. El banco más grande de Alemania ya está en bancarrota, lo mismo que los principales bancos de Italia, Grecia y Francia.

La reconstrucción de la infraestructura estadounidense podría hacerse con bonos y la creación de empleos que pudieran pagar la deuda pública que esos bonos colean y beneficiar al presupuesto de Estados Unidos.

Vamos a ver qué pasa. Pronto descubriremos si esto es una verdadera revolución americana o no.

Fuente: Katehon