SELECCIÓN DE ARTÍCULOS: ★★★★★ESTRATEGIA★★★★★GEOPOLÍTICA★★★★★DEFENSA★★★★★INTELIGENCIA★★★★★ECONOMÍA★★★★★SEGURIDAD★★★★★HISTORIA★★★★★FILOSOFÍA★★★★★

jueves, 8 de diciembre de 2016

Esperanza en el Palacio de Erdogan: el embajador de Israel en Turquía


Tras seis años sin representación oficial en Turquía, el embajador de Israel, Eitán Naeh, presentó sus credenciales al presidente turco, Recep Tayyip Erdogan.

La ceremonia tuvo lugar en el Palacio Presidencial, que posee más de mil habitaciones, y fue ampliamente cubierta por la prensa local.

Naeh pasó revista a una guardia de honor de soldados turcos, tras la entonación del “Hatikva”, el himno nacional de Israel.

Erdogan le dio la bienvenida a Naeh con una sonrisa y se impresionó cuando el embajador israelí lo saludó en turco.

El presidente turco estrechó la mano a Naeh, a su esposa y sus hijos, y al personal diplomático de la Embajada de Israel, inclusive le dio una palmada en la espalda al hijo de Naeh, Itay, de 18 años.

El embajador israelí anterior, Gabby Levy, fue expulsado de Turquía en 2011, en el contexto de los incidentes en el barco Mavi Marmara.

En mayo de 2010, comandos marinos israelíes abordaron la nave que intentaba romper el bloqueo a la Franja de Gaza. Una violenta confrontación se desató abordo, cuando los pasajeros del Mavi Marmara atacaron a los soldados con cuchillos y palos. Nueve activistas turcos murieron en el suceso y un décimo sucumbió a las heridas cuatro años más tarde. A raíz del incidente, las relaciones entre Israel y Turquía decayeron gravemente.

A pesar de la crisis, las relaciones comerciales entre ambos países alcanzaron nuevas cimas. El comercio que antes de los incidentes del Mavi Marmara, era en 2009  de 2.600 millones de dólares, trepó a 5.800 millones de dólares, en 2015.

El turismo a Turquía, en cambio, que en su apogeo rondaba los 580 mil turistas anuales, cayó dramáticamente. Se recuperó levemente el último año, en el que 260 mil israelíes visitaron Turquía.

Turquía exigía a Israel que pidiera disculpas por el incidente, compensara a los familiares de los ciudadanos turcos fallecidos y levantara el bloqueo a la Franja de Gaza. Mientras que Israel reclamaba a Ankara que restringiera las actividades del grupo terrorista islámico Hamás en su territorio.

Tras varios meses de negociaciones, fue firmado un acuerdo de reconciliación que incluye el pago de de Israel a Turquía de veinte millones de dólares en términos de compensaciones para los familiares de los fallecidos, arremete contra las relaciones entre Turquía y Hamás, y retira los juicios contra los oficiales del Ejército de Defensa de Israel (Tzáhal) que participaron en el incidente en alta mar.

Fuente: Aurora (Israel)