SELECCIÓN DE ARTÍCULOS: ★★★★★ESTRATEGIA★★★★★GEOPOLÍTICA★★★★★DEFENSA★★★★★INTELIGENCIA★★★★★ECONOMÍA★★★★★SEGURIDAD★★★★★HISTORIA★★★★★FILOSOFÍA★★★★★

domingo, 2 de octubre de 2016

¿La fiebre petrolera de Arabia Saudita ha llegado a un estado crítico?

Las apuestas a la baja parecen haber dejado de dar beneficios a los sauditas. No importa cuánto rebajes, porque de todas formas habrá alguien que ofrezca menos, advierten analistas rusos.

Arabia Saudita ha sido uno de los principales protagonistas de esta semana en el ámbito petrolero mundial. Este miércoles sucedió algo que nadie esperaba. Repentinamente los países miembros de la OPEP acordaron reducir la producción de petróleo. Los respectivos documentos del pacto aún no han sido firmados y se espera que lo hagan a finales de noviembre, en la próxima reunión del cartel. Por supuesto, si es que lo firman, sostienen analistas de la radio rusa Business FM.

Sin embargo, el mercado ya ha reaccionado ante la noticia, y el precio del barril de crudo ganó un 5%. Lo curioso en todo esto, es que Rusia también debía haber participado en esa reunión de la OPEP, pero antes del inicio de la cumbre dio un paso atrás. De esta forma, si el cartel definitivamente reduce la producción de crudo, Moscú (que no forma parte de esa organización) no tendrá que hacerlo, al menos, de momento.

Por su parte, Rustam Tankaev, uno de los principales expertos de la Unión de Industriales de Petróleo y Gas de Rusia, sostiene que es poco probable que los resultados de la cumbre de la OPEP influyan seriamente en el mercado energético mundial.

"La extracción petrolera está cayendo en el marco de los niveles del precio actual. La inversión en proyectos de extracción han disminuido fuertemente, y como consecuencia la producción se reduce. Solo en dos países crece la producción: Rusia e Irán. Es muy probable que los documentos del acuerdo sean firmados, solo que Rusia no va a participar en ello por algún motivo. Incluso si llega a tomar parte en el pacto, el resultado no será vital", opinó Tankaev.
¿Qué supone el acuerdo para Riad?

Según Bloomberg, Arabia Saudita será la más afectada con este acuerdo, pues será la nación que más tenga que reducir su producción. "El país sufre de una fiebre. En los últimos días se han puesto a la venta gran cantidad de activos sauditas luego de que el Congreso de EE.UU. anulara el veto del presidente Barack Obama que impedía a las familias de las víctimas de los ataques del 11-S demandar a Riad por sus supuestos vínculos con aquellos atentados. De esta forma, entre otras cosas, la monarquía saudita corre el riesgo de que sus reservas de divisas en EE.UU. sean congeladas", señala.

"El real saudita, que durante varias décadas ha estado fuertemente ligado al dólar estadounidense, en los últimos días ha venido perdiendo peso. En caso de que este proceso continúe, Riad se vería obligado a devaluar el tipo de cambio de su moneda, lo que a su vez, sería un fuerte golpe para el mercado petrolero. La monarquía saudita ya ha aplazado la primera emisión de eurobonos, porque no logró encontrar la respectiva demanda. Al mismo tiempo, en el país existe déficit presupuestario, y está creciendo. Tiene que resolver este problema de alguna manera, hay que encontrar dinero, pero de dónde sacarlo", se pregunta Vladímir Levchenko, analista bursátil de Business FM.

No obstante desde la emisora de radio consideran que la devaluación sería la última opción a la que acudan los sauditas. Según el diario 'The Wall Street Journal', Riad trató de llegar a un acuerdo secreto con Irán, para que la República Islámica no eleve sus volúmenes de producción petrolera, pero la propuesta fue rechazada por Teherán. Además, el diario afirma que los sauditas finalmente han comprendido que apostar a la baja ha dejado de funcionar. "Incluso si el barril de petróleo costara 20 dólares, en el mercado habrán jugadores independientes que dificulten inundar el mundo con petróleo saudita", finaliza Business FM.


Fuente: RT