SELECCIÓN DE ARTÍCULOS: ★★★★★ESTRATEGIA★★★★★GEOPOLÍTICA★★★★★DEFENSA★★★★★INTELIGENCIA★★★★★ECONOMÍA★★★★★SEGURIDAD★★★★★HISTORIA★★★★★FILOSOFÍA★★★★★

miércoles, 8 de junio de 2016

EEUU siempre siempre erróneamente ha culpado a Irán por las tensiones en el Golfo Pérsico

Por Wayne MADSEN

Desde la caída del pro-occidental Sha de Irán, Estados Unidos, bajo fuerte presión de Israel y Arabia Saudita, siempre ha tenido a bien culpar a Irán por las tensiones en la región del Golfo Pérsico. De hecho, durante los últimos tres decenios y medio, la mayoría de las crisis políticas y militares en los estados del Golfo Pérsico han sido principalmente causadas por Israel o Arabia Saudita. La Agencia Central de Inteligencia y el Pentágono han permitido la anti-iraní desinformación para influir en los informes de inteligencia y documentos de política. La guerra entre Irán e Irak de 1980 y las revueltas chiíes y suníes en la Meca del año 1987, por supuesto, la inteligencia estadounidense culpó a Irán, pero detrás de estos eventos, junto con una serie de intrigas de menor escala, fueron sus provocadores los servicios de inteligencia de Israel y Arabia Saudí.

Con el fin de ejercer el control político de las pequeñas monarquías de la región del Golfo Pérsico, la CIA, el MI-6, Servicio Secreto de Inteligencia de Gran Bretaña, y el Mossad de Israel han tratado de convencer a los gobernantes jeques, emires, reyes y sultanes de la zona que Irán es un omnipresente enemigo que ha tratado de socavar sus gobiernos.

*****TEXTO COMPLETO*****


Fuente: Strategic Culture