SELECCIÓN DE ARTÍCULOS: ★★★★★ESTRATEGIA★★★★★GEOPOLÍTICA★★★★★DEFENSA★★★★★INTELIGENCIA★★★★★ECONOMÍA★★★★★SEGURIDAD★★★★★HISTORIA★★★★★FILOSOFÍA★★★★★

martes, 17 de mayo de 2016

Un Politólogo ruso acaba de descubrir el Sol: "EEUU quiere derrocar el régimen cubano con una revolución de color"

Aunque las relaciones diplomáticas entre Cuba y EEUU han mejorado ostensiblemente, los planes que ha tenido Washington en la isla siguen siendo los mismos, opina el politólogo Aleksei Zudin.

Según el experto, la nueva política norteamericana, reforzada por la visita del presidente Obama a Cuba el pasado mes de marzo, representa en realidad "un cambio de táctica, pero no un cambio de estrategia".

En diciembre de 2014, Obama anunció el inicio de la normalización de las relaciones bilaterales con la isla y la ‘suavización' de las sanciones. En otras palabras —arguye Zudin, citado por RIA Nóvosti—, EEUU admitió de modo tácito que la política de embargo había fracasado durante medio siglo.

"Los EEUU no han conseguido su principal objetivo: derrocar el régimen existente en Cuba", señala el experto. "Sin embargo los objetivos de EEUU no han cambiado, y prueba de ello es que las sanciones económicas aún no ha sido levantadas".

Ahora que los EEUU han entendido el fracaso de su campaña contra Cuba, se puede esperar —prosigue Zudin— que empiecen a utilizar nuevas herramientas económicas, financieras y tecnológicas para lograr los mismos objetivos que se plantearon hace 50 años.

El politólogo cree que EEUU intentará ‘penetrar' en la sociedad cubana, en la élite cubana, para repetir un escenario que ya ha sido puesto en práctica en otros países: una revolución de color.

Sin embargo —expresa Zudin—, los norteamericanos tendrán serias dificultades para hacer realidad sus planes. "Tanto la élite que se encuentra en el poder como la sociedad cubana moderna son hijos del bloqueo y de las sanciones. La cantidad de tenacidad y el nivel de resistencia de ellos es mucho mayor que en cualquier otro país".

Además, uno de los problemas más delicados entre los dos países, la situación en la Base de Guantánamo, difícilmente será solucionado rápidamente, dado que EEUU no está dispuesto a devolver la base a Cuba. "Incluso ha salido a la luz el siguiente argumento: ellos tienen miedo de que el lugar de los EEUU en Guantánamo sea ocupado por los rusos o los chinos", concluyó el experto.

EEUU y Cuba retomaron sus relaciones diplomáticas en 2015, tras medio siglo de congelamiento. La Habana reclama el levantamiento total del embargo económico para que los vínculos se normalicen por completo.

Fuente: Sputnik