SELECCIÓN DE ARTÍCULOS: ★★★★★ESTRATEGIA★★★★★GEOPOLÍTICA★★★★★DEFENSA★★★★★INTELIGENCIA★★★★★ECONOMÍA★★★★★SEGURIDAD★★★★★HISTORIA★★★★★FILOSOFÍA★★★★★

lunes, 14 de marzo de 2016

La mayor amenaza de la reciente migración a Europa: "La corrección culinaria"

Por Wayne MADSEN

Europa está experimentando una nueva amenaza para su distinción cultural como resultado de la afluencia masiva de inmigrantes no deseados y en gran parte musulmanes al continente. No sólo son las identidades sociales, religiosos y artísticas de Europa las que están bajo asalto de los nuevos migrantes, su rica historia culinaria también se ve amenazada por los migrantes cuya dieta religiosa y leyes no concordar con los hábitos alimenticios existentes en Europa durante siglos.

El conflicto entre los europeos tradicionales y los inmigrantes musulmanes ha sido particularmente agudo en Dinamarca, un país que se enorgullece de sus productos de cerdo de calidad y exportación, incluyendo su oferta más delicioso, el jamón danés. Los derivados del cerdo representan el 5 por ciento de las exportaciones danesas.

El problema entre culturas danesas y la culinaria extranjera llegó por primera vez a un punto crítico en 2012, cuando el Colegio de Hospitalidad de Copenhague fue criticado por exigir a sus estudiantes musulmanes que degustaran carne de cerdo y beber vino. Un estudiante musulmán se le dijo que no podía graduarse si se negaba a probar la carne de cerdo o beber vino. El Islam permite degustar el cerdo, pero los musulmanes practicantes deben escupirlo antes de tragarlo. La comunidad musulmana obligó al gobierno danés a tomar una posición, que finalmente resultó en que el entonces primer ministro Helle Thorning-Schmidt, del Partido Socialdemócrata criticara las guarderías que tenían cerdo en sus menús con el fin de aplacar a los musulmanes. La Red-Green Alliance pro-migrante condenado los requerimientos de la universidad, pero el Partido Popular Danés, anti-migrantes preguntó por qué alguien que prepara una cocina de estilo danés se negaría a probarlo.

*****TEXTO COMPLETO*****


Fuente: Strategic Culture.org