SELECCIÓN DE ARTÍCULOS: ★★★★★ESTRATEGIA★★★★★GEOPOLÍTICA★★★★★DEFENSA★★★★★INTELIGENCIA★★★★★ECONOMÍA★★★★★SEGURIDAD★★★★★HISTORIA★★★★★FILOSOFÍA★★★★★

lunes, 18 de enero de 2016

"Regreso de Irán al mercado petrolero es una mala noticia para Venezuela"

La vuelta de Irán al mercado internacional de petróleo afectará a Venezuela y muestra que la OPEP ya no está en condiciones de dictar precios, afirmó este lunes a Sputnik Nóvosti el experto venezolano Víctor Poleo.

"Es una mala noticia para Venezuela y para el proyecto que la gobierna y vive de la renta petrolera, este aumento de la oferta que deprime los precios", indicó Poleo, viceministro de Energía en el primer Gobierno (1999-2000) del fallecido expresidente Hugo Chávez.

Tras el cese de las sanciones por parte de Estados Unidos y los países europeos, Irán anunció que está en condiciones de aumentar su producción de petróleo y enviar al mercado unos 500.000 barriles de crudo por día.

Irán cuenta con una producción cercana a tres millones de barriles diarios.

La medida significa competir por mercados con sus socios de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), que suministra cerca de 32 millones de barriles diarios ante una demanda global estimada en alrededor de 94 millones de barriles por día.


Los precios del petróleo, reducidos a un tercio respecto de hace dos años, continuaron su descenso en las últimas semanas y los crudos marcadores Brent y West Texas se cotizaban este lunes alrededor de 28 dólares el barril de 159 litros, su valor más bajo desde 2003.

La semana pasada el precio del petróleo venezolano descendió a 24,38 dólares por barril.

Poleo recordó que según el privado Consejo para la Orientación de la Energía, producir un barril de crudo en Venezuela cuesta alrededor de 15 dólares y en la sudoriental Faja del Orinoco, un depósito de crudos muy pesado, el costo se eleva a 20 dólares.

"El margen de renta se achica cada vez más en medio de un panorama económico que el propio Gobierno ha calificado como de emergencia", recordó Poleo en alusión al decreto de emergencia económica dictado por el presidente Nicolás Maduro el viernes.

Adicionalmente "la producción venezolana que estaba en cerca de 3,5 millones de barriles diarios la década pasada se ha reducido a cerca de 2,5 millones en un marco de decaimiento de su industria", dijo el ex viceministro de Energía.

El petróleo representa el 95 por ciento de los ingresos de divisas para Venezuela.

OPEP disminuida

Maduro ordenó a su ministro de Petróleo, Eulogio del Pino, que reactive gestiones para una reunión de los países que integran la OPEP, así como con aquellos países productores de crudo que están fuera de la organización, para buscar medidas urgentes que apuntalen los precios, deprimidos con el exceso de oferta.

"Desde finales de 2014 los mayores productores, Arabia Saudí dentro de la OPEP, y Rusia fuera de ella, se han negado a recortar la oferta en medio de la guerra de mercados, y ahora se les suma Irán", destacó Poleo.

Lo más llamativo, según el ex viceministro de Energía, es que la saturación del mercado es tal, que los precios caen aún con la actual confrontación entre el mundo chií, que lidera Irán, y el suní, que encabezan Arabia Saudí junto a otras monarquías del Golfo Pérsico.

"Tras esa confrontación en Medio Oriente aparecen los respaldos que reparten Rusia y Estados Unidos, a su vez las grandes potencias en el mercado petrolero ante una OPEP que ya no está en posición de dictar precios", concluyó Poleo.

Arabia Saudí, Irán y Venezuela son socios fundadores de la OPEP, organización nacida en 1960, y de la que también forman parte Angola, Argelia, Catar, Ecuador, Emiratos Árabes Unidos, Indonesia, Irak, Kuwait, Libia y Nigeria.

Fuente: Sputnik