SELECCIÓN DE ARTÍCULOS: ★★★★★ESTRATEGIA★★★★★GEOPOLÍTICA★★★★★DEFENSA★★★★★INTELIGENCIA★★★★★ECONOMÍA★★★★★SEGURIDAD★★★★★HISTORIA★★★★★FILOSOFÍA★★★★★

martes, 26 de enero de 2016

Diputado ruso culpa a EEUU de la epidemia de gripe en Rusia

EEUU podría ser responsable de la epidemia de gripe que se ha desatado en varias regiones de Rusia, declaró a la radio RSN el diputado de la Duma del Estado, Vadím Soloviov.

"No descarto que precisamente los norteamericanos se hayan ocupado de crear esta situación, iniciar este tipo de guerra contra nuestro país", señaló el diputado.

Según Soloviov, "durante largo tiempo y todavía hoy, los norteamericanos llevan a cabo una activa lucha bacteriológica contra Cuba desde su base, y no descarto que sus tecnologías estén muy desarrolladas".

"Esta ola (de infecciones) arrancó desde Ucrania", observó, a la vez que invitó a los órganos estatales comprobar su hipótesis.

Soloviov señaló que el momento ha llegado y enviará "una solicitud al Ministerio de Salud Publico, a la Fiscalía General, y posiblemente al FSB, para que estudien seriamente el tema por sus propios canales, ya que esta situación escapa a todas las normas".

El 22 de enero, el Servicio ruso de Protección de los Derechos del Consumidor (Rospotrebnadzor), declaró la presencia de una epidemia de gripe en San Petersburgo.

En los hospitales de la ciudad han ingresado cerca de 900 personas, lo cual supera tres veces el máximo indicador de la epidemia a finales de febrero de 2015.

El comité de salud pública de la ciudad informó de 63.000 casos desde inicio de 2016 y más de 20 casos letales.

En el 60 por ciento de los casos, los habitantes de San Petersburgo contraen la gripe porcina H1N1, los policlínicos de la ciudad han pasado a un horario de seis jornadas semanales.

Situaciones parecidas tienen lugar en otras regiones rusas, en la región de Kamchatka se implementó el régimen de cuarentena, junto a las regiones de Yakutia, Adiguea, Karelia, Ívanovo y Vólogda, mientras que en Moscú también se declaró el estado de epidemia.

Según Rospotrebnadzor, esta epidemia podría comenzará a retirarse en dos o tres semanas.



Fuente: Sputnik