SELECCIÓN DE ARTÍCULOS: ★★★★★ESTRATEGIA★★★★★GEOPOLÍTICA★★★★★DEFENSA★★★★★INTELIGENCIA★★★★★ECONOMÍA★★★★★SEGURIDAD★★★★★HISTORIA★★★★★FILOSOFÍA★★★★★

miércoles, 27 de abril de 2016

República Dominicana: Primera etapa del experimento "ARCO IRÍS" de Estados Unidos en América Latina y el Caribe

Por Nil NIKANDROV


En 2015, el Tribunal Supremo de Estados Unidos emitió una decisión histórica, la legalización del matrimonio entre personas del mismo sexo en todo el país. El presidente Obama escribió en Twitter: "Hoy es un gran paso en nuestra marcha hacia la igualdad. Las parejas homosexuales tienen ahora el derecho al matrimonio, al igual que cualquier otra persona. #El amor gana".


Directiva de Obama, que identifica a la protección de las minorías sexuales como una prioridad de la política exterior de Estados Unidos y estipula que pueden defender sus derechos, también se ha enviado a las misiones estadounidenses en el extranjero. El Secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry está dando al problema su máxima atención. El puesto de enviado especial para los Derechos Humanos de las Personas LGBT ha sido creada bajo su supervisión personal, a la que el diplomático estadounidense y homosexual Randy Berry ha sido nombrado. Él ha declarado que tiene la intención de defender fervientemente los intereses de las personas LGBT en América Latina, sobre todo en los países no conocidos por su tolerancia de las minorías sexuales.


Uno de los primeros pasos del experimento de "arco iris" de Obama fue el nombramiento de James Brewster 'Wally' como embajador de Estados Unidos a la República Dominicana en 2013. Cabe señalar que Santo Domingo fue la primera ciudad en ser colonizado por la Corona española en el hemisferio occidental: es el sitio de la primera universidad, la primera catedral católica y la primera fortaleza.


El pueblo de la República Dominicana, que son tradicionalmente conservadora en todo lo relacionado con la vida familiar y la crianza de los niños, recibieron la noticia del nombramiento de Brewster con indignación. El Reverendo Cristóbal Cardozo, líder de la Fraternidad Evangélica Dominicana, se refirió abiertamente a la designación del embajador homosexuales como «un insulto a las buenas costumbres Dominicana». En un discurso ante el Senado de la República, el Movimiento de Izquierda Unida también expresó preocupación por la cita. La razón es obvia: la gente que envió Brewster «no han tenido en cuenta las prácticas culturales y los principios religiosos del pueblo dominicano».


Antes de la salida de Brewster para la República Dominicana, se casó con Bob J. Satawake, un agente de bienes raíces rico, que se conoce en los medios Dominicanos como el marido de la embajadora. Los recién casados ​​han fijado vigorosamente sobre el fortalecimiento de la posición de las personas LGBT en la sociedad dominicana conservadora, con un enfoque particular en el trabajo con los jóvenes en las escuelas y universidades.


No todas las iniciativas del embajador han sido exitosos, sin embargo. El Ministerio de Turismo del país, por ejemplo, no abrazó la visión presentada por la Embajada de Estados Unidos del turismo comercializado a las personas LGBT de los EE.UU. con una ganancia proyectada de hasta $ 1,5 mil millones. Brewster se quejó a los amigos que el pueblo dominicano eran incapaces de hacer operaciones matemáticas básicas, ya que la mayoría de los turistas homosexuales están entre los más solventes, lo que resultaría muy rentable para la República Dominicana.


Obispos y sacerdotes católicos ven a Brewster como un enemigo, condenando enérgicamente el pecado de la cohabitación entre personas del mismo sexo y protestan cada vez que Brewster y su marido visitan establecimientos educativos.


En las elecciones generales que tendrá lugar en la República Dominicana el 15 de mayo de 2016. La campaña electoral ha estado acompañado por los escándalos, en el centro de la cual está la Embajada de Estados Unidos y la Agencia Estadounidense para el Desarrollo Internacional (USAID). La indignación por la interferencia de Estados Unidos en el proceso de elecciones en Dominicana se ha convertido en las siguientes declaraciones particularmente agudas hechas por Alejandría Panehal, el director de USAID en el país, sobre la existencia de un fondo especial de $ 1 millón para promover programas LGBT y la ideología LGBT. De acuerdo con Panehal, la Embajada de Estados Unidos y la USAID están utilizando este dinero para financiar las campañas electorales de los políticos dominicanos homosexuales. La creación de una Cámara de Comercio LGBT También se ha anunciado.