SELECCIÓN DE ARTÍCULOS: ★★★★★ESTRATEGIA★★★★★GEOPOLÍTICA★★★★★DEFENSA★★★★★INTELIGENCIA★★★★★ECONOMÍA★★★★★SEGURIDAD★★★★★HISTORIA★★★★★FILOSOFÍA★★★★★

miércoles, 20 de abril de 2016

Morgan Stanley encabeza el desplome del petróleo

Por Alfredo Jalife

Pam y Russ Martens, del portal Wall Street on Parade, demuestran cómo los megabancos de Wall Street “propiciaron el desplome del petróleo (http://goo.gl/oSLEuT)”, donde destaca Morgan Stanley (MS), que se apresta en el “México neoliberal itamita”, junto a Goldman Sachs y Citigroup/Banamex, a privatizar el agua gracias a su asociación estratégica con el itamita Jesús Reyes Heroles González Garza, quien preside la entelequia del Consejo Consultivo del Agua AC (http://goo.gl/rBl1MT).

Los Martens aducen que “de la profundidad del crash financiero de Wall Street, de junio de 2008 a inicios de 2009, el petróleo doméstico perdió 70 por ciento de su valor, con un desplome de 140 a 40 dólares”.

Comentan que luego sucedió una cosa extraña, cuando en 2011,pese al débil crecimiento económico global, el petróleo regresó a más de 100 dólares hasta junio de 2014.

Hoy el petróleo ha tenido un mayor desplome que cuando Wall Street estaba colapsando hace casi ocho años.

Ante el estupor de los congresistas, en julio de 2013, el senador Sherrod Brown, presidente del Subcomité Bancario de Instituciones Financieras y Protección al Consumidor, develó que los megabancos de Wall Street “atesoraron cantidades sin precedente de crudo físico, metales y otras materias primas en el periodo que llevó al crash”.

En las audiencias del Senado, al examinar a las sociedades financieras (Financial Holding Companies), se cuestionó si “los bancos deben controlar plantas eléctricas, bodegas y refinerías (http://goo.gl/9QIMXx)”.

Después de arremeter contra la ausencia de regulación de los megabancos, Sherrod Brown acentuó que estas instituciones son tan complejas, tan densas, tan opacas que son imposibles de entender (sic) cuando los seis principales megabancos de EU tienen 14 mil 420 subsidiarias, de las cuales 19 son bancos tradicionales. Peor: sus actividades sobre las materias primas físicas no son reportadas en forma entendible (sic) y se pierden en las profundidades (sic) de sus múltiples subsidiarias.

Luego, el mismo subcomité, presidido por el senador Carl Levin, redactó un reporte de 400 páginas para erizar los cabellos (http://goo.gl/G6595X), donde los activos físicos de petróleo propiedad de MS perturbaron a los estupefactos senadores. El subcomité exhibió que MS compró masivas tenencias físicas de petróleo, incluyendo la compra de TransMontaigne, que manejó casi 50 sitios de petróleo en EU y Canadá. También tenía una participación mayoritaria en Heidmar, que manejó una flota de 100 embarcaciones para entregar el petróleo en el mundo, además de ser propietaria de Olco Petroleum, que mezclaba los petróleos, apadrinaba instalaciones de almacenamiento y dirigía casi 200 gasolineras en Canadá. ¡Todo un pulpo financiero/petrolero!

Se consolida la bidireccionalidad del inextricable binomio bancos/petróleo, en lo que he insistido desde hace mucho.

En 2011, MS, solamente en el área Nueva York, Nueva Jersey, Connecticut, tenía arrendamientos de depósitos de petróleo con una capacidad total de 8.2 millones de barriles, que aumentaron a 9.1 millones en 2012, y luego disminuyeron a 7.7 en 2013.

MS –supuestamente un banco de inversiones y no una empresa petrolera– también tiene depósitos en Europa y Asia y, según la Reserva Federal (la Fed), en 2012 tenía arrendamientos operativos en más de 100 depósitos petroleros con 58 millones de barriles de capacidad de almacenamiento global cuando el mundo entero produce 96.5 millones de barriles al día (hasta enero de 2016) y la legendaria reserva estratégica de petróleo de EU es de 695 millones (http://goo.gl/OpzUzb).

El almacenamiento de inmensas cantidades de petróleo –¡58 millones!– por MS afecta en forma tramposa la cotización tanto a la baja como al alza: en ambos casos ganan enormidades a costa de desquiciar a países enteros.

Goldman Sachs y MS desinforman en modo flagrante: hicieron declaraciones de que el petróleo alcanzaría 150 dólares y 200 dólares el barril respectivamente, y ahora, según Bloomberg, MS predijo que el petróleo se desplomaría potencialmente a 20 dólares, ya que el “crudo está apalancado (leveraged) particularmente al dólar”.

Resaltan dos anomalías del mercado petrolero controlado por las armas nucleares y financieras de EU: la cotización en dólares de sólo las variedades anglosajonas WIT y Brent, en detrimento de otras divisas y otros crudos mayoritarios.

Comentan los Martens que con los derivados financieros y 58 millones de barriles de petróleo físico almacenado, no es tan difícil manipular el mercado petrolero cuando los megabancos de Wall Street “son capaces de apalancar (leverage) sus transacciones petroleras en el mercado de futuros con un factor de 95 a uno”: ¡El obsceno financierismo del petróleo!

En un impactante memorando interno de 2011, la Fed sabía todas las andanzas industriales del pulpo MS, “pese a que la Fed había otorgado al banco un estatus de sociedad financiera bancaria (Bank Holding Company) durante el crash de 2008 y hasta le había inyectado un total acumulado de 2 billones de dólares en préstamos muy por debajo de las tasas del mercado para ayudarle a sobrevivir el crash”.

La Fed confesó que MS controla un modelo verticalmente integrado que abarca la producción de crudo, su destilación, almacenamiento, terrenos y transporte marítimo y terrestre, y la doble distribución al mayoreo y al menudeo.

La Fed finge asombrarse cuando MS es uno de sus bancos privados que lo encarnan.

El gran juego consiste en que Wall Street sea un poder mundial como arma financiera geoestratégica de EU (http://goo.gl/KmNE9v).

Otros dos megabancos de Wall Street, JP Morgan-Chase y Goldman Sachs, que manejan colosales cantidades de derivados financieros, acompañan a MS en sus aventuras especulativas.

La insolencia de MS es infinita y se da el lujo de acusar al “México neoliberal itamita”, pésimamente manejado por Videgaray, de haber propiciado el derrumbe del oro negro mediante sus apuestas financieristas alocadas (http://goo.gl/Vk3VUy).

Para que luego no se lamenten en forma farisea, curiosamente, en las apuestas para 2016 del depreciado itamita Videgaray se encuentra gratificado MS, además de Citigroup, JPMorgan-Chase y Goldman Sachs (http://goo.gl/k3YHku).

Ergo, el “México neoliberal itamita”, a espaldas de su disfuncional Congreso y sus desinformados/engañados ciudadanos, participa en el derrumbe de su propio petróleo para beneficiar a los megabancos de Wall Street y a la estrategia financierista de EU de asfixiar a sus rivales geopolíticos Rusia, Irán y ­Venezuela.

Alejandro Dumel, del Ministerio de Energía de Argentina, se basa en mi libro Los cinco precios del petróleo para definir que “hoy la abrupta caída del petróleo es una mezcla entre el precio geopolítico y el precio especulativo. De lo que menos tiene, hay que aclarar, es del precio económico (http://goo.gl/6goclt)”.

Lo más cómico es que James Gorman, mandamás de MS, haya sido elegido por tres años al consejo de la Fed de Nueva York, la más importante de sus 12 ramas: ¡el gallinero secuestrado por el lobo feroz! (http://goo.gl/kYqfKt).


Fuente: Telesur / La Jornada